dimarts, de juliol 10, 2007

.

Café

En el momento que la vi entrar me cautivó. Su piel tostada, la larga cabellera oscura que enmarcaba un rostro de grandes ojos y labios generosos, desprendía una belleza salvaje. Ella sabia que me hipnotizaba y justamente por esa razón no dejaba de penetrarme con la mirada. Me devoraba sin tocarme. Lentamente, suavemente me acariciaba con la punta de sus pestañas. Cada parpadeo que me dedicaba hacia que me fundiera un poquito más. Poco a poco empezó a deslizar los tirantes de ese vestido estampado de verano que escondía unas curvas deliciosas. Dejó un hombro al descubierto, luego otro, y finalmente la sedosa tela resbaló hasta sus pies. Sus senos quedaron sin protección alguna de mi vista; dulces y apetitosos mangos del Caribe. Sus pezones eran pequeños y oscuros, color café. No podía percibir su esencia pero estaba convencida que toda ella olía a café, del café del color de sus botones. Ese café recién hecho, con una espuma agradable al tacto con los labios, un café con un punto amargo, fuerte, pero deseado. Sé que ese aroma reseguía su cuerpo, descendía de sus carnosos labios, pasando por su apetecible cuello, siguiendo por su sinuoso contorno. Sus caderas eran anchas y acogedoras, sus muslos suaves y amables. Hubiera querido acariciarla, la habría tocado con la punta de mis dedos y habría recorrido su dorada silueta, con suma delicadeza. Sentiría esa piel de terciopelo y el erizar de su vello al estremecerse.
Sé que ella mordería mis finos labios, provocando una chispa en mis ojos encendidos de deseo. Recorrería con su lengua cada detalle de mi ser. Agarraría con fuerza mis pequeños pechos, tersos, deseosos de amor. Me abrazaría, permitiendo, así, el contacto de mi piel nacarada con su tez cobriza. Habríamos creado la joya más preciosa en ese intenso abrazo. Una joya deliciosa. Una joya olor a café, a su café. Al café más intenso que yo hubiera probado, su licor, su brebaje. Pero a pesar de su insistencia, de su provocadora sonrisa, de su destructora mirada, yo sigo aquí. Sigo con esta azucarada tortura.

Ella hace, y yo, solo miro el ritual de su belleza sentada en esta butaca. Anonadada con la pantalla de este multicines de siete salas.



Mar de Borja

traducido y ampliado de Mangos del Carib

28 comentaris:

STRIPER ha dit...

Ufff, fa posar pell de gallina,quantes sensasions a la pell al cos.

Clint ha dit...

Definitivament 10 linies donaven per poc!....(però a mi ja em va agradar llavors) Petons caribenys!

Candela ha dit...

MOLT MOLT I MOLT BOOOOOOOOOOOO


Mmmmmm nena...t'enyoro i encara et somnio.

MaRiNa ha dit...

ets genial

clar q am 10 linies ja deies molt.. doncs ara amb la versio ampliada.. molt mes!

Joan Marc ha dit...

Que macooo! Trobava aquests textos... ;) Molts records!

J. Coltrane ha dit...

Me ha gustado mucho. La verdad es que se pueden cerrar los ojos y disfrutar de las sensaciones. Un muy buen relato...


Saludos

oriol ha dit...

si tanqués els ulls i algú m'ho llegis fluixet a la orella, em podría imaginar cada segon del que has escrit...
molt bonic ....i, si que posa!!

Siau!

oriol ha dit...

està bé, el que voldria és que me'l llegissis tu...

esteve ha dit...

uff...

quina olor... qué ben descrita!

sembla poder veure-la!

Déjà vie ha dit...

stripper, aixó es el q buscava. Perfecte! pell d gallina, genial.

clint, ptons caribenys per abans i per ara. donen per poc si...

candela, quan de temps noia!! m'enyores? no ho hauria de dir jo aixó? feia temps que no et veiem per aqui. Em somies? volem detalls, volem detalls! ;)

marina, gracies maca! aixó si que es per posar-se vermella...

joan marc, molts records? de cinema?

j.coltrane, me gusta oir-lo d tu boca o mas bien dicho leerlo de tus palabras.

oriol, quan vulguis fem la prova. ;)

esteve, jo la veia!

Antígona ha dit...

En fin, Déjà, nunca dejas de sorprenderme :) Y es que todos los palos literarios que tocas te salen bordados, como en este caso el erótico. ¡Me han entrado unas ganas irresistibles de prepararme otro café!

Me ha encantado la sensualidad que desborda el relato, tan llena a un tiempo de delicadeza. Y que no te quepa duda de que leerlo ha sido también una azucarada tortura aquí clavada en la silla ;)

¡Un beso, guapa!

Puji ha dit...

Ja sabia jo que em faltava alguna cosa. Em faltava el cafè!

Waipu Carolina ha dit...

Qué relato más seductor...genial!

MentesSueltas ha dit...

Unas bellas letras, repletas de sensaciones... me gustó mucho.

Te espero siempre.
MentesSueltas

oriol ha dit...

bé, estic disposat a correr el risc...

Duschgel ha dit...

Collons, Déjà, la versió ampliada es una genialitat!

M'acabo de prendre un espresso :)

Antoni ha dit...

uuuaaauuu...encara tinc el pols accelerat. Aquests relats fan despertar els sentits!
Senzillament genial!

El veí de dalt ha dit...

Ondia! No m'agrada el cafè, però ara mateix vaig a prendre'm una tassa.. o dues...

cafeambllet ha dit...

Hola!!! he vingut fins aqui seguint el rastre de l'olor del café.
Un relat bonííííísim!!! m'ha encantat
ens llegim!!

El detective amaestrado ha dit...

El deseo es un estimulante buenisimo.Como el café

Jo Mateixa ha dit...

Nena es precios i posa, oi tant que posa!!!!!! :-)

mossèn ha dit...

a partir d'avui, soc adicte al cafe !!! salut

Déjà vie ha dit...

antígona, azucaradas torturas leerme... mmmm. no suena demasiado mal. Para q no deje d sorprenderte :P.

puji, corre no te'l prengui un altre!

wapu carolina, gracias :)

mentessueltas, ve preparando el café q vengo. ;)

oriol, tens café a casa?

duschgel, aixi m'agrada amb tota la intensitat i l'aroma del relat.

antoni, pols accelerat. Perfecte ha començat l'efecte de la cafeína!

el veí de dalt, que siguin tres!

cafe amb llet, si em dius l'origen del teu café potser jo tambe et podre llegir...

el detective amaestrado, por lo menos con uno de los dos, no se debe passar uno.

jo mateixa, q posa? café a la cafetera dius que poses? :P

mossèn, vigila doncs.

Déric ha dit...

molt interessant! però saps que els mangos del carib són molt grans? són els mangos que tenim aquí els que són d'una mida petitona, justa.

oriol ha dit...

si, tinc cafè....quan hem de quedar?

Joana ha dit...

Mentre llegeixo faig el cafè i la barreja produeix un lleuger calfred que em recorre el cos!!! Fantàstic Déjà!

Déjà vie ha dit...

déric, si la mida la vaig escullir pq volia una fruita força gran i dolça. potser a tu t'agraden mes d la mida del d'aqui pro aixó ja es cosa de gustos. ;)

oriol, no m'esperis, algún dia quan t'arribi la flaire a café recent fent i estiguis endormiscat potser et xiuxiuejaré el meu relat a cau d'orella.

joana, calfreds... mmmm

Nando ha dit...

no hi ha paraules...